25 de Diciembre, Feliz Navidad, Feliz Luna Llena, Feliz Despertar...

Un año más estoy aquí para felicitar la Navidad a todos aquellos que me habéis seguido en www.elblogalternativo.com a lo largo de todos estos días y meses. Como viene siendo habitual ya por estas fechas, me gusta escribir unas lineas y resaltar alguna idea o pensamiento que nos guíe en el cierre del año con buen sabor de boca y nos anime a enfrentarnos al siguiente.

 

 

Encontrar ese punto o huella que pueda englobar todo un año de sensaciones viene siendo, cada vez, más complicado, una tarea casi heroica diríamos, debido a la cantidad de acontecimientos que nos van ocurriendo a lo largo de 360 días. Cada vez más cosas, cada vez más rápido. Si hay quien defiende que cada día es una aventura yo estoy por reivindicar que cada día es todo un mundo de aventuras. Muchas de ellas cada vez más impredecibles. Otras cada vez más ineludibles, citas obligadas con asuntos o relaciones pendientes.

 

Es como si nos hubiéramos subido al tren de alta velocidad, para llegar no sabemos muy bien donde, pero seguro seguro ligeros de equipaje, sin pendientes en la mochila, sin "no resueltos" en los bolsillos. Es como si en cada estación se abrieran las puertas del tren, y en cada una de ellas se tuviera que bajar algo de nosotros que ya no cabe en el vagón, sí o sí. Y si no en esta estación en la siguiente. Y si no queriéndonos desprender, pues a la fuerza. Como si viviéramos con la certeza de que si no es algo de nosotros lo que se baja seremos nosotros los que quedemos apeados.

 

No hay un sólo tren, quien dijera que "el tren sólo pasa una vez", no se refería a esta Era. Hay más trenes, con diferentes recorridos y es como si todos fueran al mismo lugar pero tuviéramos más libertad de escoger cuando y por donde llegamos. Y es como si aunque quisiéramos bajarnos algo nos impulsara a subirnos en el siguiente, y vuelta a seguir...

 

Y por si fuera poco, pudiendo esperar que el final de año fuese algo más sosegado, un momento del año en que el tren pudiera ir algo más despacio, o incluso cuando hubiéramos decidido bajar para hacer unas compras, juntarnos con algunos amigos y reunirnos con la familia...., en vez de ralentizarnos y permitir un cierre de año sosegado, los acontecimientos se siguen sucediendo, aún más a nivel simbólico y ahora pareciera que el tren ya ha alcanzado la velocidad de la luz.

 

 

Luz como la que nos alumbrará el 25 de Diciembre, Luna Llena, Luna Fría. La primera luna llena de invierno en el hemisferio norte y la primera luna llena de verano en el hemisferio sur. Nos dará luz en la noche, tras la luz del Sol y lo hará, después de 38 años, en el día de Navidad, en el día del nacimiento de la Luz, a tres días del Solsticio de Invierno en el norte. Y lo hará exactamente a las 11:11am GMT.

Escribir comentario

Comentarios: 0