· 

Solsticio y 2ª Luna Llena de Géminis con una energía que nos doblega a la entrega y a la espera...

El 20 de Junio, a las 11:03 GMT será Luna Llena, la segunda luna llena del año en Géminis, a 29º en Sagitario. Ese mismo día, a las 22:36 GMT será el Solsticio, de verano en el hemisferio norte y de invierno en el hemisferio sur. Y ese día el cielo se cuadra con cuatro planetas que deciden mirar, cada uno para su lado y tiran de nosotros, energéticamente hablando, en cuatro direcciones distintas. Todo ello sin olvidar que seguimos en 2016, un año 9, un año de cierre. Las cadenas y los candados se multiplican y casi no damos a basto para encontrar tanta llave que nos libere de tanta tensión.

Por un lado la luna llena nos trae un período breve de unos dos o tres días para hacernos conscientes que la cuadratura nos crucifica, de alguna manera, y nos obliga a valorar la necesidad de adaptarnos a una realidad distinta a la que habíamos soñado, no porque lo que hemos soñado no vaya a cumplirse, sino porque aún el tiempo no está maduro.

 

Es la segunda luna llena en Sagitario, redoblando la energía del signo que nos da luz, a través del conocimiento, entre tanta oscuridad, para invitarnos a ser más ambiciosos en nuestras metas, siempre y cuando éstas nos lleven más allá de los límites de patrones obsoletos, de visiones restringidas, incluso más allá de nuestra realidad interna.

 

Seguimos en año 9, el 2016, un año de cierre para todos los que estamos bajo este calendario. Un año para dejar atrás, para dejar marchar, no sin antes limpiar y depurar, como bien se propone el actual Júpiter en Virgo que, se encuentra en trígono con Plutón en Capricornio, despachando y aireando a gusto todo aquello que hemos escondido, que no queremos ver, que no deseamos enfrentar. Sobre todo aquello que tiene que ver con estructuras de poder, de control y de manipulación.

 

Somos nosotros pero es también el entorno en general, en el que tan pronto fluimos como nos estancamos, en el que tan pronto confiamos como nos hundimos, en el que tan pronto soñamos como nos rendimos, en el que tan pronto lo vemos claro como nos confundimos.

 

La clave está en sostener estos momentos. En anclarnos bien fuerte a nuestro centro, sobre todo aquellos que seáis más perceptivos y sensoriales y podáis estar canalizando toda suerte de sensaciones globales. Cada vez que la desesperanza nos alcance o que la confusión y los errores nos trastoquen o que las limitaciones nos aten debemos recordar que los límites están para superarnos, que la adversidad está para transformarnos.

 

La armonía volverá. Tan pronto como le demos un sentido mucho más elevado a nuestros pensamientos y estructuremos una manera más sólida de creer y de confiar. De nuestras limitaciones nacerán nuevas visiones de futuro. Quizás ahora no toque hacer mucho, tan sólo esperar, observar y confiar. Entregarnos y dejarnos llevar. Tan sólo sostener. Y, como diría Jorge Drexler en alguna de sus canciones, "que sea lo que sea". 

 

Mientras Marte siga retrógrado, hasta el 29 de Junio, nuestra lucha es más interna y nuestra visión debería ir, como casi siempre, de dentro hacia fuera y no al revés. En el camino, el 26 de Junio, no por casualidad... Y sea cuando sea que celebres la noche de San Juan, quemad todo lo que os sobre, con más fuego y con más madera que de costumbre. No vale decir "dejo marchar" si no sueltas tú. Ya no.

 

Sígueme en Facebook

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Subscribe to our mailing list

Comentarios: 1
  • #1

    Ige (sábado, 21 octubre 2017 14:58)

    No exagero diciendo que Itziar es súper inteligente y tiene un nivel de conocimientos increíble. Es muy potente