· 

Saturno en Capricornio 2018- 2020

El día 20 de Diciembre de 2017, a las 06:29 hora GMT, el planeta Saturno entraba en el signo de Capricornio, después de 30 años de viaje por el resto de los signos del Zodiaco. Lo primero que me gustaría indicar, es que a pesar de todos los artículos que se están escribiendo sobre el tema y de toda la literatura sobre este evento, la verdad es que Saturno no es uno de los planetas generacionales y que su influencia no será la misma para todos.

Con esto quiero decir, que el tránsito de Saturno en Capricornio será uno más de los tránsitos que afectarán a nuestras vidas y que su efecto no será ni generalizado ni aislado. Así, dependerá del lugar que Saturno ocupe en nuestra carta natal en particular que el efecto será de una índole o de otra. Y más importante, el tránsito dependerá mucho del ciclo de vida en el que nos encontremos, es decir de nuestra edad y de nuestras circunstancias vitales.

 

Si bien hay planetas como Urano, Neptuno y Plutón que nos afectan a toda una generación en patrones y efectos más generalizados, no es el caso de Saturno. Otra cosa es que seamos conscientes del tipo de energía que puede aportar este planeta en este signo cuando entre en contacto con alguno de los anteriores como será el caso de 2020 cuando Saturno en Capricornio entre en contacto con Plutón también en Capricornio, por ejemplo. Este será un momento en el que las estructuras de poder, la forma del actual patriarcado y otras cuestiones relacionadas con los gobiernos, se verán, previsiblemente muy afectadas y, casi seguro, profundamente transformadas. Aún así, cuando se acerque el momento será conveniente revisar el resto de tránsitos que acompañen a este evento, y que en 2020 serán varios y muy importantes.

 

De momento es interesante saber, que aquel aspecto de nuestra vida que se vea afectado por el tránsito de Saturno en Capricornio tendrá la oportunidad de convertirse en el lugar donde se acentuará nuestra ambición por construir, a largo plazo, objetivos más ambiciosos a la par que más realistas. Allí, en ese lugar, será necesario establecer metas a las que orientarnos si queremos materializar el éxito. En ese área de nuestra vida todo parecerá ir más lento de lo anhelado pero porque su elaboración llevará a un logro más sólido y seguro. Es posible que ahí nos volvamos más conservadores, pero porque queremos conseguir un resultado más acorde a la realidad, más coherente con nuestra identidad personal y más asentado en lo que es posible y factible. Lo viejo, lo conocido, lo que es resultado de la experiencia tiene algo muy importante que aportar a nuestra manera de construir y edificar.

 

El hecho de que Saturno entre en Capricornio, el signo del cual es regente, quiere decir que la manifestación de su energía y de su influencia será más "pura" en relación a lo que representa. Y por tanto, allí donde afecte en nuestra carta natal, los elementos de responsabilidad, tiempo, seguridad, autoridad interna, experiencia, sabiduría, durabilidad, fiabilidad, logro, honor, ambición, austeridad, por citar algunos, tendrán mayor presencia. Pero Saturno también da retrasos, miedo, inhibición, limitaciones y pruebas, muchas pruebas para la superación personal. Pruebas duras y dolorosas, a veces, que si bien resultan en un aprendizaje notable al final del camino, pueden llegar a doblar nuestra voluntad en algún tramo del recorrido.

 

Saturno está relacionado con los Arcanos Mayores del Tarot de "La Muerte" y de "El Ermitaño". Esto también implica que allí donde Saturno en Capricornio transite en nuestra carta natal nos propondrá retos de vida que nos transformarán profundamente, tanto más cuanto mejor sepamos sostener el momento, vivirlo a nivel interno, a veces en soledad y atrevernos a ahondar en lo más profundo del significado de todo aquello que nos vaya ocurriendo. En cualquier caso, también es conveniente recordar que tan sólo estamos en el inicio del tránsito, que la parte interesante es el final, cuando se integra la experiencia según lo vivido, según lo aprendido. Aunque nos gusta saber, sobre todo saber lo que pasará, aún estamos al final de Saturno en Sagitario, es decir, en el final de integrar el verdadero significado interno del transito anterior. Un tránsito que nos ha empujado a desarrollar una filosofía de vida, una cosmovisión personal más allá de la aprendida, de la heredada, como una forma de conectar, de manera más seria y comprometida con nuestra lado más espiritual o trascendente, aunque de nuevo, de forma diferente para cada uno.

 

En cualquier caso, cada vez que un planeta como Saturno cambia de signo se inicia un nuevo viaje, así que, hoy, coincidiendo con el Solsticio de Invierno (¿casualidad?) y con el Nacimiento de la Luz os deseo un feliz viaje y os deseo que la aventura sea fructífera. Por mucho que hablemos de poder o de nuevas formas de gobierno, lo más auténtico, para mi, es creer que cada uno de nosotros tendremos la oportunidad de integrar, en los próximos tres años, una nueva forma de poder interno en alguna de las áreas de nuestra vida: el trabajo, la pareja, los amigos, el amor, la salud, etc... a partir de la experiencia particular, a partir de saber enfrentar y superar lo que sea que la vida nos haga llegar. Con Saturno en Capricornio no volaremos, pero tenemos la oportunidad de escalar y de llegar a la cumbre de aquello que nos propongamos. Es momento de ser realistamente ambiciosos. ¡¡¡Feliz Viaje, Feliz Ascenso a la cima!!!

Escribir comentario

Comentarios: 0

Subscribe to our mailing list

Comentarios: 1
  • #1

    Ige (sábado, 21 octubre 2017 14:58)

    No exagero diciendo que Itziar es súper inteligente y tiene un nivel de conocimientos increíble. Es muy potente