· 

Claves Astrológicas de principios de Noviembre 2018

Durante la primera quincena de Noviembre es posible que se sienta una gran intensidad emocional. Y podríamos decir que todo se multiplica por cuatro en tensión. Por un lado la Luna Nueva ha venido en cuadratura y por otro lado la energía de escorpio, que ya es bastante intensa a nivel emocional en sí misma, se encuentra reforzada por cuatro puntos: el sol está en escorpio, venus está retrógrado entre libra y escorpio, Júpiter abandona escorpio y la Luna Nueva mencionada fue en Escorpio. Con este marco simbólico queda poca escapatoria para nosotrxs y menos para lxs más escorpianxs.

Todo ello ocurre mientras Venus, el signo de las relaciones y de nuestro mundo sentimental está ya al final de su fase retrógrada apresurándose para dejar hechas todas las tareas que le han traído a esta fase de interiorización. Quedan tan sólo unos días para que terminemos de pintar el cuadro donde íbamos a dibujar el escudo de valores personales sobre el que basar nuestra poder interno, el poder desde el que darnos a los demás sin dejar de valorarnos lo suficiente a nosotrxs mismxs.

Por otro lado, Júpiter bajó al sótano de nuestro inconsciente hace poco más de un año y se ha paseado por allí a sus anchas, con su lámpara de queroseno moviendo trastos, removiendo polvo, levantando sábanas, abriendo baúles, con la intención de rescatar todo aquello de valor que estaba olvidado en el fondo del desván, pero también despertando recuerdos y memorias dormidas. Cuando se entra en el desván y se empieza a revolver, no es tan incómodo el polvo que levantamos, a menos que seamos alérgicxs, como los recuerdos que afloran y las emociones que se destapan. Y en nuestro desván del inconsciente siempre suele haber una buena dosis de emociones tapadas, ira contenida, nostalgia olvidada, telarañas pegajosas y un largo sin fin de sensaciones que nos remueven muy por dentro. Eso sí, es el final de esta  fase y puede que ya seamos capaces de reordenar lo que ha quedado para cerrar de nuevo el desván y subir a respirar algo de aire fresco. Ahora, con Júpiter en Sagitario, se inicia una expansión. El mal trago de recoger el desván, tirar lo último que quedaba allí guardado siempre es un momento delicado a nivel emocional pero cuando terminamos el resultado es totalmente regenerador porque normalmente encontramos algo que nos hace conectar con una parte de nosotrxs mismxs que necesitaba ser rescatada del olvido, un anillo olvidado, una foto o un cuadro hermoso o el diario del abuelo... El resultado podría ser la expansión de algún área de nuestra vida, en mayor o menor amplitud dependiendo de dónde transite Júpiter en Sagitario en nuestra carta natal y el ciclo de vida en que nos encontremos cada unx.

Y tanto movimiento se puede ya sentir también intensificado por el cambio de signo del eje nodal que pasa del eje Leo-Acuario al eje Cáncer-Capricornio. A partir de ahora, hasta los próximos 18 meses más menos, todos los eclipses de Sol y de Luna serán en este eje, como ya lo fue uno de los tres del mes de Julio de este año y empezarán a dispararse relaciones, proyectos, situaciones, en un área distinta de nuestra vida y con una energía diferente. En el eje Leo-Acuario estábamos llamadxs a reforzar nuestra creatividad a nivel personal para ponerla al servicio del grupo. En este eje estaremos más llamadxs a revisar los fundamentos de nuestra seguridad emocional, nuestras raíces, el lugar desde donde partimos para conquistar el mundo. Es como si quisiéramos llegar a construir nuestros objetivos y nuestras metas con más compasión y sensibilidad hacia las necesidades del otro.

En resumen, todo apunta a un importante movimiento de nuestro mundo emocional de manera intensa con la clara sensación de que la energía ya no tiene nada que ver con la de Septiembre y Octubre, deseando transitar estos días de noches largas en el hemisferio norte con el cuerpo bien abrigado. Esta es una fase más de este año 2018, un año 11 y que justo hoy, día de la publicación, forma una conjunción de un 11 triple ya hoy es 11 del 11 del 11. Numerológicamente es un día para entrar en nosotrxs mismxs y pedirnos consejo de cómo mejor cumplir todos los retos que se nos van a seguir planteando en los próximos meses, camino del 2020. ¡¡Todo esto sin dejar de respirar!!

Escribir comentario

Comentarios: 0

Subscribe to our mailing list

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Ige (sábado, 21 octubre 2017 14:58)

    No exagero diciendo que Itziar es súper inteligente y tiene un nivel de conocimientos increíble. Es muy potente

  • #2

    Paty Alva (jueves, 15 febrero 2018 07:52)

    lei tu articulo de "El ADN transmite la memoria de nuestros antepasados, nuevo estudio científico", me parecio bastante intersante lo que planteas, y mas por que lo cerraste haciendo referencia a la herencia de Adan y Eva, cuando minutos antes estaba haciendo algunas analogias precisamente respecto al origen de la vida biblicamente, y tambien se me ocurrio ese planteamiento, si finalmente existieron por tanto todos tambien somos hijos de Cain y cargamos con su legado desde epocas milenarias es decir somos hijos del pecado. estaba investigando respecto a la informacion genetica que se pasa de generacion en generacion, y me hice la pregunta a cuantas generaciones se les transmite la informacion genetica? y si todos tenemos esa oportunidad de heredar, aprender, trascender y evolucionar, entonces algunos de nuestros antepasados lo hicieron, y por tanto el Gen muto a algo diferente y esa información se registro también para nosotros??

  • #3

    Itziar (jueves, 15 febrero 2018 20:10)

    Hola Paty, interesantes las preguntas que planteas. Hasta ahora no hay estudios científicos sobre eso pero yo diría que, efectivamente, lo superado por nuestros antepasados lo heredamos ya mutado. Y también diría que todo se podría transmitir hasta el infinito, porqué no? Para los que estéis interesados el articulo del ADN está en este enlace: www.elblogalternativo.com/2014/12/22/el-adn-y-nuestra-herencia-genetica/