· 

Equinoccio, 23 de Septiembre de 2019

Foto de Larisa Murariu

 

Esta vez el cambio de estación será el 23 de Septiembre de 2019 a las 07:38 hora GMT. Como siempre, mientras en el hemisferio norte se inicia el otoño en el hemisferio sur comienza la primavera y hay un cambio de energía en los dos hemisferios. Aunque en cada lado del globo se inicie una estación diferente la relación es inevitable. Los equinoccios se producen a partir del contacto del Sol con el eje Aries-Libra y representan la llegada de dos eventos que bien pueden ser las dos caras de una misma moneda. No son tan diferentes ni tan contradictorios sino complementarios. Representan un único movimiento si pensamos en la muerte como el momento en que algo nuevo está a punto de nacer. En los cuentos y en la mitología, el héroe y la heroína siempre se preparan para morir en otoño y renacer en primavera. Así despertarán en ambos hemisferios las dos energías, en los próximos días, generando el perfecto equilibrio que tanto le gusta a un Sol que entrará en Libra. El 23 de Septiembre el día y la noche durarán lo mismo y de la misma forma nos prepararemos en los dos hemisferios para cambiar el ritmo, para morir a la estación que se despide y despertar a la nueva que llega. 

 

Este equinoccio, estemos en el lado que estemos de la Tierra, viene con unas energías muy poderosas. Ya ha pasado el verano-invierno con sus eclipses y la lista de planetas retrógrados. Júpiter y Saturno ya están directos y a partir de ahora, el resto de planetas retrógrados: Quirón, Neptuno y Plutón, se irán poniendo directos, a razón de un planeta por mes, hasta el 21 de Diciembre. Todas las energías que ahora mismo están bien interiorizadas se liberarán una a una y podríamos sentir cierta aceleración de acontecimientos de aquí a final de año. 

 

Venimos de un comienzo de Septiembre imaginativo y productivo. Muy mágico. Desde la Luna Nueva en Virgo del 29 de Agosto se han sucedido los trígonos de tierra hasta llegar a la Luna Llena del 14 de Septiembre. Es posible que en los días cercanos a esta Luna Llena hayas logrado cumplir, culminar o completar un plan o proyecto en lo que llevabas trabajando un tiempo, valioso y esperado. Para aquellos caminantes centrados en sus pasos, estos días han sido muy especiales, han sido importantes para afianzar la zancada y para anclar objetivos y metas. Sobre todo ha sido un tiempo para darle a todo más sentido. A veces, no se trata de buscar "algo" que tenga sentido sino de darle sentido a lo que ya tenemos entre manos. El propósito está mucho más cerca de nosotros de lo que pensamos. 

 

Ahora bien, pasados estos primeros días del mes de Septiembre llega el equinoccio y las tensiones afloran. Sobre todo las que nos traerá el final de la última cuadratura Júpiter-Neptuno del año. Se abre un portal de energía muy poderosa para conectar con todo lo que llevamos aprendido y trabajado, para que empecemos a expresar una espiritualidad práctica, una sabiduría del día a día mucho más útil y sencilla. En este momento siento que la importancia de Neptuno se intensifica y que todos los aspectos de la carta del equinoccio nos llaman a encontrar el camino de nuestra vocación, para que el desarrollo de nuestros talentos esté en línea con nuestros objetivos como una totalidad indisoluble. Se inicia un tiempo, hasta el Solsticio, muy propicio para conectar con lo que YO quiero, para que mi persona se convierta en el vehículo de alguna expresión creativa y creadora. Ahora bien, sólo llegaremos a la meta si nos entregamos, si dejamos nuestros deseos más personales a un lado y nos abrimos a expresar aquello a lo que realmente se nos está brindando la posibilidad. 

 

Toca verbalizar nuevas respuestas a las preguntas de quién soy, de dónde vengo, cuáles son mis valores y a dónde me dirijo. Si te entregas, podrás sentir una conexión con tu ser interior muy potente, que puede hacer mucho bien a tu entorno y desde donde puedes ganar mucha estabilidad emocional. La autoestima se refuerza cuando reconocemos nuestra vulnerabilidad. La vulnerabilidad aflora cuando rompemos las barreras del ego que nos impiden llegar a nuestro centro de consciencia. Estamos iniciando, de manera ya irreversible, los últimos pasos hacia el final de una estructura social de poder y organización desde la que empujar un cambio significativo en el sistema de valores. Tú decides si te alineas con los extremismos, si te resistes, si te anclas a lo viejo o si por el contrario sueltas, te dejas ir y enfocas todo tu entusiasmo en hacer tus sueños realidad. Puedes experimentar algún tipo de pérdida de poder, bien sea material o emocional y, como consecuencia puedes hundirte o disimular y seguir sólo por el mundo, a tu aire. O puedes, por el contrario, conectar con tus miedos, reconocer tus limitaciones, apostar por seguir conociéndote mejor y lograr con ello dar forma a una versión mejor de ti mismx. 

 

A nivel global os recomiendo que estéis atentxs a los movimientos económicos entre China y Estados Unidos. En Julio China lanzó una ofensiva de divisa a Estados Unidos y en estos días intensifica la compra de oro junto a Rusia. Llevamos años sintiendo que algunos actores políticos buscan un cambio de estructura económica, un cambio en la hegemonía de Estados Unidos y del dólar. Y parece que ahora mismo este plan está más al descubierto que nunca. Al mismo tiempo el sistema financiero se enfrenta a una reestructuración sin precedentes ante la irrupción de los nuevos Amazon, Facebook... en el mercado. La estructura que ha sostenido el sistema durante los últimos tiempos ya no es ni tan sólida ni tan segura. Probablemente porque ni era tan buena ni tan perfecta, al menos no para el conjunto de los habitantes del Planeta Tierra.

 

2019 se presentó como un año muy creativo, un año para viajar y expandir nuestra consciencia, un año para conectar con lo que realmente queremos y soñamos como mejor para todos. Aún estamos dentro del año, ahora toca ver qué terminamos de cosechar antes de que llegue el invierno en el hemisferio norte y qué sembramos de cara al verano en el hemisferio sur. De camino al Solsticio tendremos aún una fecha importante antes de final de año, el 5 de Noviembre, cuando Júpiter se mueva de Sagitario a Capricornio para marcar un ritmo bien distinto. Hasta entonces, antes de iniciar la escalada hacia la cima de nuestras metas, podemos todavía reflexionar seriamente sobre lo que Lao-Tzu nos plantea en una de sus grandes frases... 

"SI NO CAMBIAS DE DIRECCIÓN
PODRÍAS TERMINAR LLEGANDO AL LUGAR
HACIA EL QUE TE DIRIJES"
LAO TZU

Puede que encontremos alguna resistencia por el camino. Es posible que nuestro mayor obstáculo para avanzar en este trabajo que nos toca de quitar tanta maleza a medida que caminamos hacia adelante, sea la pereza que da enfrentar los conflictos, los cambios constantes y la incertidumbre del momento. Si nos recostamos sólo en los buenos pensamientos, en sobrevalorar el equilibrio de las cosas y en nuestras ganas de que todo sea imaginariamente bonito y armonioso, entonces, es probable que bloqueemos las posibilidades de cambio hacia nuestra isla paradisíaca. Para crear hay que destruir, para renacer hay que morir. Y para ello Urano en Tauro y la conjunción Saturno-Plutón en Capricornio se encaminan ya de lleno en su avance implacable. Al igual que con los caminantes de la noche su llegada es ya imparable y destruirán el muro, lo queramos o no. Pero cómo continúa la serie de “Juego de Tronos” a nivel astrológico es ya el contenido del siguiente capítulo que saldrá el 21 de Diciembre. 

En el punto del año en que la noche
dura lo mismo que el día
deja que la oscuridad te encuentre,
recoge tus frutos, decide cuánto más crees que merecías
y, sea lo que sea, agradece.
Itziar Azkona

Escribir comentario

Comentarios: 0

Subscribe to our mailing list

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Paty Alva (jueves, 15 febrero 2018 07:52)

    lei tu articulo de "El ADN transmite la memoria de nuestros antepasados, nuevo estudio científico", me parecio bastante intersante lo que planteas, y mas por que lo cerraste haciendo referencia a la herencia de Adan y Eva, cuando minutos antes estaba haciendo algunas analogias precisamente respecto al origen de la vida biblicamente, y tambien se me ocurrio ese planteamiento, si finalmente existieron por tanto todos tambien somos hijos de Cain y cargamos con su legado desde epocas milenarias es decir somos hijos del pecado. estaba investigando respecto a la informacion genetica que se pasa de generacion en generacion, y me hice la pregunta a cuantas generaciones se les transmite la informacion genetica? y si todos tenemos esa oportunidad de heredar, aprender, trascender y evolucionar, entonces algunos de nuestros antepasados lo hicieron, y por tanto el Gen muto a algo diferente y esa información se registro también para nosotros??

  • #2

    Itziar (jueves, 15 febrero 2018 20:10)

    Hola Paty, interesantes las preguntas que planteas. Hasta ahora no hay estudios científicos sobre eso pero yo diría que, efectivamente, lo superado por nuestros antepasados lo heredamos ya mutado. Y también diría que todo se podría transmitir hasta el infinito, porqué no? Para los que estéis interesados el articulo del ADN está en este enlace: www.elblogalternativo.com/2014/12/22/el-adn-y-nuestra-herencia-genetica/