· 

Júpiter entra en Capricornio y 2020 será éxito seguro

Júpiter transita durante un año aproximadamente por cada signo del zodiaco. El planeta que nos lleva a explorar nuevas tierras entraba el 2 de Diciembre en el signo de Capricornio, el signo de la construcción de estructuras sólidas y duraderas y, por tanto, se quedará ahí hasta Diciembre de 2020. Pero Capricornio es un signo que antes de construir necesita retirarse hacia adentro, en soledad, para planificar sus movimientos así que puede que este año la soledad, el retiro y el silencio sean muy creativos y productivos para determinadas personas.

 

Si 2019, como año 3 a nivel numerológico, nos ha abierto a múltiples posibilidades, ahora nos preparamos para que 2020, un año 4, nos ponga a prueba para validar con cuántas de ellas nos vamos a comprometer más en serio. Nos adentramos en un cambio de ritmo que nos va a mostrar de manera clara y contundente que el esfuerzo, el trabajo y la disciplina tienen recompensa. Ahora bien, siempre y cuando seamos flexibles. Es importante reflexionar sobre el hecho de que a veces la recompensa que esperamos no es la recompensa que nos llega, simplemente porque nuestra mira es, a veces, más estrecha que la del mundo de posibilidades. Como ahora estamos en tiempos de enfrentarnos a una realidad más realista apunto lo siguiente, por si acaso se nos escapa el hecho de que de pronto nos podrían pasar cosas muy positivas, no vaya a ser que se nos pasen de largo: el agradecimiento y la receptividad para valorar que todo lo que nos va pasando es fruto de lo que nosotros creamos en cantidad y calidad al esfuerzo que le hemos impreso es fundamental. Si no, bloqueamos el flujo de la energía del dar y el recibir y lo que estaba previsto que llegara no lo hace y se estanca.

 

La buena noticia es que este año disfrutaremos mucho del trabajo bien hecho y podremos llegar a construir edificios y estructuras tanto físicas como emocionales mucho más sólidas y duraderas. Podríamos llegar a disfrutar de cuestiones tan poco atractivas como la soledad, el silencio, la austeridad, la sobriedad, los formalismos. Y poco a poco, despacito ir logrando culminar hacia la cima. Este año podríamos estar especialmente acertados en saber cuándo no es el momento adecuado para algún tipo de cuestión o proyecto sin tener que abandonarlo, simplemente esperando a que llegue otro momento mejor.

 

Ahora bien, qué duda cabe que para aquellos que no encajan en lo que limita, estructura y da forma porque fluyen constantemente, este año puede ser un año de pruebas desagradables. Pueden encontrarse con un sin fin de limitaciones o con la necesidad de hacer más papeleo o mas trámites de lo habitual, incluso pueden encallar en las rocas del destino si no planifican un poco más de lo habitual. El premio es que puede haber una recompensa mayor detrás de mantener un poco de formalismo y estructura a la hora de abordar los planes y proyectos. Si no lo has hecho nunca puede que este año te sorprendas planteándote más metas y más objetivos concretos de lo que acostumbras y puedes sorprenderte con que los consigues. En espacial en los últimos días de 2019 y principios de 2020 podemos llegar a tener más claridad mental y un foco mucho más práctico que de costumbre. Toma papel y boli y anota todo lo que te venga a la mente, puede que necesites recuperarlo más adelante. Las buenas ideas, a veces, pasan desapercibidas si no se retienen en una nota de cuaderno.

 

Por el contrario, para aquellos que son especialmente conservadores o que se han estancado en algún aspecto de su vida, podrían llegar a ver como toda la estructura sobre la que han basado su edificación se derrumba porque el escenario en el que Júpiter entra en Capricornio es un escenario de re-estructuración, de crisis y de re-evaluación de casi todas los valores colectivos ya que no es un hecho aislado y se va a dar en un contexto que contiene la semilla del final de cambios radicales.  La tradición es buena pero si se estanca no opera para sostener la evolución necesaria. Lo positivo a rescatar de este aspecto es verlo como pieza fundamental en nuestro proceso de socialización en esa parte en que la disciplina, el trabajo y el esfuerzo continuados son los que nos ayudan a forjar una mayor fuerza de voluntad y a madurar en un sentido más amplio.

 

A partir de aquí, ya habría que hacer un estudio pormenorizado de la carta natal para poder concretar en qué se verá expresado este tránsito para cada uno a nivel individual. Por eso te animo que hagas una consulta exprés y te animes a conocer un poco más cómo te afectan los tránsitos en tu carta natal. Bien sea Júpiter en Capricornio, las Fases de la Luna de 2020 o los Eclipses que cierran el 2019 y abren el 2020. Si alguno de estos tránsitos afectan directamente a un aspecto particular de tu carta natal pueden dar salida a algún aspecto concreto e importante para ti. Bien en el tema profesional, o en las relaciones, o con el dinero, o en los estudios, quizás con los amigos o con la familia, o puede que contigo misma a nivel de estructura de personalidad o emocional.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Subscribe to our mailing list

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Paty Alva (jueves, 15 febrero 2018 07:52)

    lei tu articulo de "El ADN transmite la memoria de nuestros antepasados, nuevo estudio científico", me parecio bastante intersante lo que planteas, y mas por que lo cerraste haciendo referencia a la herencia de Adan y Eva, cuando minutos antes estaba haciendo algunas analogias precisamente respecto al origen de la vida biblicamente, y tambien se me ocurrio ese planteamiento, si finalmente existieron por tanto todos tambien somos hijos de Cain y cargamos con su legado desde epocas milenarias es decir somos hijos del pecado. estaba investigando respecto a la informacion genetica que se pasa de generacion en generacion, y me hice la pregunta a cuantas generaciones se les transmite la informacion genetica? y si todos tenemos esa oportunidad de heredar, aprender, trascender y evolucionar, entonces algunos de nuestros antepasados lo hicieron, y por tanto el Gen muto a algo diferente y esa información se registro también para nosotros??

  • #2

    Itziar (jueves, 15 febrero 2018 20:10)

    Hola Paty, interesantes las preguntas que planteas. Hasta ahora no hay estudios científicos sobre eso pero yo diría que, efectivamente, lo superado por nuestros antepasados lo heredamos ya mutado. Y también diría que todo se podría transmitir hasta el infinito, porqué no? Para los que estéis interesados el articulo del ADN está en este enlace: www.elblogalternativo.com/2014/12/22/el-adn-y-nuestra-herencia-genetica/